lunes, 26 de enero de 2009

Tirar el balón fuera, ¿sí o no?

Éste es un debate vivo en el mundo del fútbol. Cuando hay un jugador en el suelo hay que tirar el balón fuera, ¿o no? Antaño era evidente que sí. Era una regla no escrita, una especie de pacto de caballeros. Cada vez que un jugador estaba tendido en el terreno de juego, el contrario cogía el balón y lo lanzaba fuera. En agradecimiento, los contrarios devolvían la pelota. Parecía dar un toque caballeresco al balompié. Sin embargo, aparecieron los ‘pillos’ que aprovechaban la circunstancia para hacer teatro y perder tiempo con la inestimable ayuda de los árbitros que suelen lavarse las manos en este tipo de actuaciones ya que les corresponde parar el juego. Además, los jugadores aprovechaban que el contrario lanzaba el balón fuera del rectángulo de juego para devolvérselo a la otra punta abortando así una oportunidad de ataque.

Ante esta actitud antideportiva se reveló Mendilibar que afirmó que su equipo no lanzaría jamás el balón fuera. Secundaron la moción muchos equipos y ahora cada vez que un jugador está en el suelo surge el conflicto, ¿lo tiro o no?

Personalmente, no lo tiraría a no ser de que haya apreciado que el jugador se ha hecho verdadero daño y es una situación de emergencia. Pienso que le corresponde al árbitro decidir parar el juego. Es él quién lleva la batuta del partido. Él debe mojarse y no los demás. Además, molesta tirar el balón afuera y darte cuenta de que te han engañado. O ver a un jugador tumbado en el suelo mientras pierde tiempo fingiendo una lesión y en la siguiente jugada corre como un caballo descarriado. Y todo eso, ante la permisiva mirada del árbitro y contra el reloj. Por lo cual, creo que es hora de que los árbitros se involucren en el juego para algo más que gesticular o dar consejos sobre cómo tirarse al suelo.

2 comentarios:

apika dijo...

Me parece mal que no tirar el balón fuera sea acto de descortesía. Yo creo que habría que llegar a un acuerdo entre todos los equipos para que nadie lo tirase, así no pitarían a nadie los aficionados por no tirarlo. Quien debe cortar la jugada es el árbitro.

Jokin dijo...

A mi me gusta que se tire el balón fuera, es dígamos, uno de los pocos detalles de caballerosidad que mantiene el fútbol todavía...a quienes habría que sancionar es a los que intentan engañar...