lunes, 10 de marzo de 2008

No hay derecho

Ayer en San Mamés se guardó por primera vez un minuto de silencio a causa de E.T.A.. Fue la primera vez, tras mucho tiempo, en lo que esto ocurría. Isaías Carrasco era aficionado del Athletic y quizás esto llevó al Athletic a celebrar este "homenaje" a su persona. Recordemos que fue asesinado cuando estaba desarmado y con su hija.

Se sabía que se iba a liar en San Mamés, todos los sabíamos, íbamos a ser carne de cañón en los medios de la derecha más rancia y españolista. Por eso, y porque no estoy de acuerdo con mezclar política y deporte, no estuve de acuerdo con la decisión de la Junta Directiva (elegida por los socios) y no me levanté durante el duelo. Ése duelo duró 8 segundos. Fue el tiempo que tardaron los de SIEMPRE en boicotear lo que no les gusta. Empezaron con gritos a favor del Athletic para acabar con gritos a favor de los presos de E.T.A. (los demás no existen) y PNV ESPAÑOL (su grito favorito). Eso desde el fondo Norte, otros directamente gritaron "GORA ETA MILITARRA" y "que se joda" (siempre en castellano, por supuesto) haciendo cortes de manga. Hoy, gracias a estos, somos los malos de la película y los desplazamientos a tierras españolas serán cada vez más difíciles.

Nunca había sentido tal bochorno en San Mamés a causa del público. Fue vergonzoso ver a gente sin idea de política, muchos no saben lo que dicen, coreando gritos que les habían mandado. Y es que este "borreguismo" es normal en el fondo Norte y en este mundillo. Uno manda una cosa y todos siguen. Tienen dueños y siguen sus ordenes casi dogmáticamente. Son como perros que ladran lo que sus amos mandan. Lo mejor, es que siempre están hablando de libertad, capacidad de decisión y demás mientras ellos no dejan salirse del redil a nadie y menos discernir. Siempre tienen que sabotear lo que no les conviene y hacerse las víctimas. Aunque lo más grave me parece su cobardía. Primero, porque siempre actúan en grupos (ir solo es demasiado peligroso) y segundo, porque no son capaces de salir de esa ambigüedad que les rodea. Tienen miedo a gritar "GORA ETA" (que es lo que piensan) y siempre andan con escusas o saliéndose por la tangente en todas las discusiones sobre Derechos Humanos. Aún así, a mi lo más grave me parece su hipocresía. Hablan de libertad, estado fascista y demás chanfainas mientras ellos apoyan la extorsión, el tiro en la nuca y la quema de sedes de otros partidos. Por si fuera poco, muchos de esos que gritaban ayer, aparte de no saber hacer la O con un canuto, son unos maketos que no hablan el idioma del pueblo que defienden ni tienen intención de hacerlo. Así va el país, un país donde unos cuantos bien ordenados mantienen acongojados a los demás. Un país lleno de mitos, en los que creía hasta ayer, donde la mal llamada izquierda abertzale son demócratas y portadores de libertad.

No creo que haya sido el primero en darme cuenta de eso, lo sabía antes pero no quise verlo y durante mucho tiempo lo obvié, pero con estos no llegamos a nada. No tienen formación, se dedican a fumar porros y beber litronas y no tienen ni idea de euskera. Se creen la opción mayoritaria, hablan en nombre de todos, dando lecciones y no representan a nadie más que a sí mismos. Espero que en las próximas elecciones que se presenten se den un batacazo y les de qué pensar. Creo que la izquierda abertzale tiene futuro en Euskadi, pero así no hay manera. Mientras no respeten la vida, nunca serán respetados. Además, estamos hartos de ellos, de su doble discurso y de su pataleta constante.

Menos mal que el resultado salvó el partido. Gabilondo con dos goles a pases de Llorente arregló un partido de los que hay que ganar. A ver si contra el Betis se sigue la racha.

AUPA ATHLETIC!

2 comentarios:

Chokobollo dijo...

Muy currado el blog, yo me vería incapaz de hacerlo.
Creo que el minuto que boicoteó HNT era necesario, porque ETA ya no es una cuestión política, dejó de serlo hace mucho tiempo, es un problema nacional, de la PUTA nación española, de la PUTA nación vasca (con perdón, Jon), de todos los que vivimos ajenos a los hilos que manejan los políticos para mover esa marioneta tan absurda que llamamos país. Es un problema el que un día puedes ir a San Mamés, y no llegar porque te han pegado un tiro. Todo porque un día representaste en tu pueblo a un partido, porque lo que querían hacer en el pueblo te gustaba, como podría ser, por ejemplo, construir un polideportivo.

Soy Andrés, por cierto.

Chokobollo dijo...

Y por cierto, la racha sigue, y de qué manera...