martes, 29 de septiembre de 2009

Porno a las seis de la tarde

Llevo un tiempo sin escribir en el blog. Es mi culpa, bueno también la de internet que no funciona. Es tortuoso entrar en una página y que tarde en cargar “la de Dios”, para que al final la conexión se “acabe” y quedes igual que antes. Aun así, le he dado vueltas a la cabeza como de costumbre y se me ha ocurrido hablar sobre la televisión y su programación.

En esta entrada no es que vaya a aportar nada nuevo, pero si quería hacer una petición: que pongan porno a las seis de la tarde, de manera que toda la chavalería que se queda hasta la una para ver un par de pechos y lujuria no tengan problemas de insomnio. Parece una tontería, pero mucha gente trasnocha para ver este tipo de películas, más de lo que pensamos, y al día siguiente no puede ni con el alma al escuchar el despertador. Quizá sea una de las razones del bajo rendimiento de los alumnos, ya que pierden los hábitos de sueño y no recuperan por la noche lo que gastan por el día.

Muchos dirán que soy un salido, yo les diré que no veo la televisión, por lo que a mí que pongan películas porno o al último que se ha “tirado” a Ana Obregón me da igual. Aunque, si tuviera que elegir, preferiría la primera, ya que por lo menos dice cosas más inteligentes que el segundo. Además, ambos cuentan básicamente lo mismo, sólo que una lo hace gráficamente, mientras que el otro lo hace de forma indirecta. También hay que tener en cuenta que la primera suele estar de mucho mejor ver, a pesar de que deje poco a la imaginación. Todo no se puede.

Y es que el porno está mal visto en nuestra sociedad, mientras que cosas que aboyan más la mente, como el corazón o los bodrios sentimentalistas, están simplemente vistos. Porque claro, aquí nadie ve “Gran Hermano”, aunque luego todos conozcan a los concursantes. Tampoco nadie conoce a Belén Esteban, pero todos saben que el Defensor del Pueblo andaluz la va a denunciar. Por eso, y por mucho más, pido que en lugar de esta basura pongan porno. Así los niños aprenderán lo que hacen los mayores y quizá nos dé por hacerlo más, con lo que quemaríamos mucha mala leche y estrés y seríamos más felices. Piénsenlo.

3 comentarios:

Napartarra dijo...

Estoy en desacuerdo. Muchos trabajamos por las tardes.

La bocina vasca dijo...

Yo, si hacen falta extras, me presento voluntario.
Joder, Jon, cómo andamos....

Nerea dijo...

Jajajajaja! No me esperaba algo así.

El problema es que ahora no hay porno ni a la 1 de la mañana, sólo concursos de "call TV" con muchachas semidesnudas gritando que quieren repartir dinero. Suerte en tu cruzada contra la programación.