viernes, 3 de octubre de 2008

La importancia del pasado.

Euzkadi está de luto. Jokin Intza, antiguo luchador, ha fallecido. Él fue “El Gordo”, así le apodaban los que le conocieron por su físico, y luchó por Euzkadi durante el franquismo ya fuera en su país como fuera. Vivió el exilio en Venezuela y ahí trabajó para recaudar dinero para sacar adelante proyectos como Radio Euzkadi, embrión de Radio Euskadi, la revista Gudari u otros libros. Además, participó en la Huelga General del 47 contra el régimen franquista y visitó varias cárceles. También murió hace poco Pello Irujo, antiguo burukide del PNV en Navarra y exdirigente de Eusko Alkartasuna. Nacido en el exilio, habitó también Venezuela donde trabajó para Radio Euzkadi en el exilio como locutor en onda corta (Txalupa) y además, fue uno de los organizadores de la vuelta de su tío Manuel en 1977. Unos meses antes, en mayo, Sabin Zubiri nos dejó. Era uno de los pocos que conocía el paradero del cadáver de Sabino Arana. Era, además, la mano derecha de Juan de Ajuriaguerra, referente histórico de la resistencia vasca al franquismo. Pero, ¿por qué quiero recordar a estos personajes de la historia reciente de nuestro país?

Muchas veces se dice que para entender el presente hay que estudiar el pasado y ellos lo son. Son el pasado de muchos nacionalistas vascos por su persistente lucha contra un régimen totalitario que arrasó con lo que pudo y al que pocos se atrevieron a plantarle cara. Porque ellos lo hicieron y por ello deben ser un referente obligatorio para nosotros, el futuro del nacionalismo vasco. Porque cada uno desde su posición, trabajó con insistencia para el fin de la dictadura y la supervivencia del nacionalismo vasco: ya fuera desarrollando medios de comunicación alternativos o simplemente, siendo la mano de derecha de un resistente nato como Juan de Ajuriaguerra y escondiendo propaganda. Esta generación de viejos patriotas forjados en la lucha por la liberación de su pueblo nos está dejando. Ellos fueron los herederos de grandes referentes del nacionalismo vasco como Manuel de Irujo, Xabier Landaburu o José Antonio Aguirre. No obstante, estos resistentes del franquismo han muerto en silencio. El silencio de 40 años de lucha olvidados. Porque los jóvenes de hoy en día creemos que todo viene hecho, pero olvidamos que nuestras libertades y bienestar son fruto del trabajo de muchos patriotas que dedicaron su vida en sembrar lo que hoy recogemos. Y aunque el resultado no sea todo lo bueno como queremos y quisieron, no podemos olvidar su esfuerzo.

Por eso, creo vital que las nuevas generaciones conozcan a algunos de los muchos héroes que han pasado desapercibidos en la historia de Nuestro País. Porque la ideología que hoy defendemos los nacionalistas vascos, es la herencia que nos dejaron aquellos que hoy mueren en el silencio. Sin ellos, el nacionalismo vasco no sería lo mismo. Porque ellos nos dejaron un legado humanista, de lucha sin violencia, y trabajo por el bienestar de nuestro Pueblo . Sin imposiciones, pero con trabajo y decisión. Porque, como dijo Landaburu en su “Causa del Pueblo Vasco” el Pueblo Vasco destaca por su honestidad. Y no la debemos perder, ni el desarrollo económico, político y social que hemos vivido en nuestro cercenado País gracias a las instituciones vascas, ni que debemos seguir adelante en la construcción del Estado Vasco.

Hasta el día de la liberación y aunque no tuve la oportunidad de conoceros, descansen en paz (G.B.).

3 comentarios:

Nerea Alonso dijo...

Para mi cumple quiero ser vasca oficial.

Txopo dijo...

Nunca me ha gustado la palabra Héroe. Nunca la he entendido del todo. ¿Héroe? ¿Qué es un héroe? ¿Qué significa ser un héroe? Hitler fue un héroe de guerra, De Gaulle fue también un héroe, el Che ¿fue un héroe, o sólo un soldado? Y todos los negritos del áfrica oriental, ¿no son todos héroes al menos por haber sobrevivido a la explotación? Nunca me gustó la palabra héroe, usada por nadie. Hay tantos héroes en este mundo, cada credo, patria, religión, región, grupúsculo, país, comunidad, etc tiene sus propios héroes...

alain dijo...

Estoy seguro que a las personas a las que tratas como heroes no les hubiera gustado que nadie se refiera a ellos como tal.
Creoq ue son terminos pasados, de gente elitista.